LEED GREEN Associate   LEED GREEN Associate

 

mundoverdearquitectura

Español(Spanish Formal International)English (United Kingdom)

Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

Testimonios

Fish eye lens Sayulita

“Mi esposa Linda y yo hemos estado visitando México durante veinte años. Siempre hablábamos acerca de la posibilidad de tener una casa aquí, pero nunca encontrábamos el lugar correcto. Eso cambió en 2007, cuando encontramos Sayulita. Es la combinación perfecta del viejo México (sin letreros luminosos, ni Burger Kings) con el encanto de sus maravillosas playas, restaurantes y las ventajas de la cercanía de Puerto Vallarta. De cualquier modo, habíamos oído todas las historias de horror de gente que había comprado casas en México o, incluso peor, que había intentado construir en México.

Como parte del tour por Sayulita, el agente de bienes raíces nos enseñó un lote en Colina la Iguana e instantáneamente nos enamoramos del lugar. Cerca de la playa, vistas grandiosas y, lo suficientemente cerca del centro de Sayulita como para ir caminando, pero lo suficientemente lejos para evitar el ruido de los pachangueros nocturnos.

Al día siguiente, conocimos al arquitecto Javier Oliva y a su esposa Laura Maíz, propietarios,

desarrolladores y arquitecto y diseñadora de interiores de Colina la Iguana. Esto resultó ser una entrevista mutua para decidir si nosotros cuatro pensábamos que podríamos trabajar juntos en crear una casa maravillosa. La reunión duró casi tres horas y al final, Linda y yo sabíamos que Javier y Laura eran personas en las que podíamos confiar, no sólo en cuanto a nuestro dinero, si no también con nuestra visión de un hogar que, nuestros hijos y nietos puedan disfrutar en los años venideros.

Justo dieciocho meses después de esa reunión, nuestra casa estaba terminada. A tiempo, en presupuesto y en todas las formas excedía nuestras expectativas de calidad , encanto y confort.

Amamos nuestra casa y están invitados a conocerla y a hacer sus propias decisiones acerca del cuidado que Javier y Laura pusieron en el diseño y construcción de ella”.

Terry y Linda.

 

“¡Arquitectura como arte!

Javier Oliva es un artista y eso se refleja en su arquitectura. Su sentido del diseño es precioso; los ángulos, el uso del espacio me recuerdan al famoso arquitecto mexicano, ganador del premio Pritzker, Luis Barragán, pero con un dinamismo más creativo. Su atención a los detalles de diseño es fabuloso.

Antes de que comenzáramos la construcción, dijimos que queríamos una casa que “nos transportara”, que nos diera la sensación de lo exótico, lo místico, ese sentimiento especial que se tiene cuando se está de vacaciones. Javier cumplió con eso con un extraordinario diseño.

Cada vez que alguien viene a visitarnos, no sólo en su primera, incluso en su segunda o tercera visita, se quedan asombrados de la belleza y originalidad de nuestra casa y tenemos que agradecer a Javier por eso.

Viviendo en Sayulita, queríamos una casa que se integrara con las montañas, el océano y el cielo alrededor de nosotros. Javier ha creado una casa donde el interior y el exterior son un reflejo el uno del otro, no sólo físicamente, si no estéticamente.

El uso del color, obra de Laura Maíz, que refuerza a crear el espacio e interés, es notable. También refleja los colores de la tierra de nuestro entorno.

La simplicidad del diseño es perfecta para nuestro estilo. Permite que brille la belleza de los elementos naturales utilizados.

Una de nuestras áreas favoritas, en cuanto a diseño, es un pasillo en particular que es fascinantemente interesante y que podría fácilmente ser un escenario de algún museo de clase mundial. De nuevo, es el uso de los ángulos para crear simples y limpios espacios que Javier utiliza de una forma tan singular en sus diseños.

Nos encanta entrar en nuestra casa. Es única, a la vez cálido y sutil, pero fuerte. Gracias Javier y Laura por crear la pieza arte en la que vivimos”.

John and Michele Gillett

 

 

Vista al MarEn el 2004 después de visitar Sayulita por varios años, nosotros compramos una propiedad en la pendiente de una colina, a tan solo 10 minutos de caminata de la plaza del pueblo de Sayulita. Estaba buscando a alguien que pudiera ayudarme a diseñar y construir en nuestra recientemente comprada propiedad.  El tipo de casas que se construían en Sayulita en ese entonces no nos atraía mucho. Estuve recorriendo varias oficinas de bienes raíces cuando encontré un folleto de Colina La Iguana. Este era un desarrollo completamente nuevo que Javier Oliva y su esposa Laura Maíz estaban en proceso de crear. Le eche un vistazo a las propuestas del desarrollo y supe entonces que este era el tipo de casa en la que nosotros queríamos vivir.

Nosotros conocimos a Javier y a Laura en la Plaza y manejamos hasta nuestra propiedad donde caminamos por un par de horas caminando por el terreno intercambiando ideas. Javier regresó varias veces a la propiedad por su cuenta antes de regresar con su idea inicial. Las únicas indicaciones que le dimos fueron el tamaño de la casa y que tuviera un estilo Mexicano Contemporáneo. Javier nos listó detalladamente el diseño que excedió nuestras expectativas- eso fue en Noviembre del 2004 y ahí empezó todo el trabajo.

Nosotros solo visitaríamos el lugar de la construcción dos veces durante el proceso. Teníamos que hacer la decisión de confiar en Javier y Laura completamente y no animarnos demasiado con el diseño; uno no puede hacer mucho por correo electrónico y no queríamos retrasar el proceso de construcción. Fue la decisión adecuada. En Octubre del 2005, empacamos en nuestro auto y manejamos desde Seattle hasta Sayulita. Aun recuerdo el día que conducimos por la entrada y ver a Javier y Laura sonriendo desde la puerta de la casa listos para entregarnos las llaves de la casa.

La casa era puramente Javier y no había persona quien caminara por la casa y comentara esa “sensación” tan agradable que ofrecía la casa. Ahora pasamos 6 meses del año en Sayulita y todo gracias a Javier y Laura por hacer todo esto posible.

Profesionalismo, Artístico y Practico fueron nuestras experiencias con Javier y Laura.

Rusty & Ernst.

Sayulita, Nayarit / Seattle, Washington

 


Sayulita View